Exámenes de Vitalidad de la Sangre en el Campo Oscuro según el Profesor Doctor G. Enderlein Günther Enderlein (* 7. julio del año 1872 en Leipzig; † 11. Agosto del año 1968 in Wentorf en Hamburgo/Alemania) fue un zoólogo alemán, entomólogo (investigador de insectos) y el fundador del método diagnóstico de la Microscopía de Campo Oscuro. Además de su trabajo sobre insectos el Doctor Enderlein también es conocido por sus hipótesis sobre el concepto del Pleomorfismo de Microorganismos y la formación del cáncer.

La investigación con el Microscopio de Campo Oscuro de la sangre fresca y vital extraída, es una investigación importante que llevamos a cabo en nuestro Centro de Salud. Esta sangre muestra el “ámbito interno” de la sangre y funcionalidad de las células de la sangre.

La Investigación de Campo Oscuro muestra datos sobre las células de la sangre, endobiontes (cuerpos de proteínas) y plasma, desde el punto de vista funcional y estructural. También son visibles en la sangre los desarrollos de bacterias y hongos en las fases previas.


¿Cómo se hace la Investigación?

Por medio una aguja muy fina se extrae una pequeña gota de sangre del dedo anular y de inmediato se pone sobre un portaobjeto. Sin fijación y sin añadir tintura y por medio de un Microscopio de Campo Oscuro, se ve directamente la sangre en una pantalla después de haberla extraído y junto al paciente, con una ampliación de 100 hasta 2000 veces.

Además, se examina radionicamente la sangre en la cual están todas las informaciones del paciente (campo morfogenético), por medio de una tecnología ASLD 95 de Bruce Copen. Se examinan manualmente 60 diferentes parámetros para captar cargas Importantes.

Esta investigación complementaria nos ofrece una “Visión Clara y Segura sobre el Estado de Salud del Paciente”. Para finalizar llevamos a cabo una conversación para explicar el resultado total y su plan de terapia. Después de la extracción, la sangre es examinada en ciertos periodos, diariamente hasta que se desintegra.


Presentación de la "Nueva" Microscopia de Campo Oscuro

La medicina tradicional describe a los Simbiontes como el producto de desintegración de la hemoglobina. Es decir, Residuo No Vivo.

Oficialmente se presenta la sangre desde hace 150 años como estéril. Es decir, en la sangre no existen otras formas de vida que no sean las células sanguíneas.

En la investigación de la sangre lo Importante es ver:

  • La cantidad de formas de parásitos (Endobiontes) que salen en las células,
  • Hasta qué punto es necesaria una corrección terapéutica con ayuda de medios de Simbiontes como por ejemplo la Isopatía o nuestra Infopatía (Recetas de Información según E.S. Scheller).

¿Hasta qué punto es el organismo capaz de crear un proceso retroactivo de todas las formas de parásitos en el estado creador de los Simbiontes a través de la actividad de los Simbiontes, por ejemplo de las fuerzas de salud propias?

Según mis conocimientos, los Simbiontes son “Microfinas Formas de Vida”, que representan el “Fundamento de la Información de la Vida”.

Parten de los Cuantos de Luz (Emanación de la Creación individual) y alcanzan el plano de los Biofotones que son partículas de luz semi-materiales, y siguen su transformación densificándose hasta llegar a la forma material de nuestros Simbiontes.

Los Simbiontes están en intercambio constante con nuestro cuerpo de luz y en forma de almacén infinito de información, también es portador de nuestra información principal y hereditaria del ADN. Por eso también el aumento inconmensurable en una fuerte vibración de vida durante el lento proceso de desintegración de la sangre.

Los Simbiontes hacen todo lo posible por mantener la sangre viva durante el proceso de desintegración.

¿Cuánto tiempo vive la sangre?

Una gota de sangre vive 3 días. Esto corresponde a la forma. Más días significa una mayor vitalidad de vida y reserva de vida. El tiempo record de una gota de sangre es de 6 semanas, por medio de una vitalidad de Simbiontes muy activa; esto ha sucedido una vez en mis 20 años como profesional de la salud. La sangre se debería observar todo el tiempo mientras esté viva.